Herramientas de calor: Mitos y verdades sobre su uso